MARRIAGE, NOT DATING. Episodio 13: Opinión.

MARRIAGE, NOT DATING. Episodio 13: Opinión.

Este capítulo me ha dejado totalmente dividida. La primera parte me ha puesto de los nervios pero la segunda ha sido con diferencia mi favorita en lo que llevamos de drama. No sé si llorar o celebrarlo… Es que ha llegado un momento, aunque solo haya sido un segundo, que si no cambiaban las cosas pronto yo dejaba de ver el drama. Demasiadas tonterías ya.

Joo Jang Mi lleva todo el drama desesperándome un poco pero es que ya se pasa de la raya. Por lo menos se ha dado cuenta de que no puede segur viviendo de y por los demás. Tiene que centrarse en lo que ella quiere hacer de verdad y dejar de ser tan dependiente de los que están a su alrededor. El problema es que está cogiendo ejemplo de su madre que está obsesionada con el dinero. Dinero aquí, dinero allá. El marido que la ha sufrido todos esos años es un santo.

Y luego está Gong Ki Tae, que después de enterarse de todo lo que le ha pasado a Jang Mi por culpa de fingir una relación con él, va y la caga todavía más. ¿Qué les pasa a los coreanos que solo piensan en el dinero? Y sé que mucha gente piensa que es muy bonito que Ki Tae no pueda seguir con su vida normal si no está con Jang Mi, pero por una vez estoy con Kang Se Ah… Solo es una manera de protegerse porque es incapaz de decirle a Jang Mi lo que siente. Un cobarde, en pocas palabras.

Menos mal que en la segunda mitad podemos ver algo de acción por parte de los dos.

A partir de, más o menos, la mitad del episodio han pasado varias cosas que me han gustado mucho:

Lo primero es que Han Yeo Reum Y Joo Jang Mi siguen siendo amigos a pesar de todo lo que ha pasado, y que Yeo Reum se preocupa por su Ki Tae hyung al igual que ella. Al fin y al cabo le está muy agradecido. También estoy muy contenta por que Yeo Reum va a cumplir su sueño de ser cocinero. ¿Quién será el inversor que le ha dejado el dinero para abrir el nuevo restaurante? ¿La madre de Lee Hoon Dong? ¿Lee Hoon Dong? ¡Quiero saberlo!

Otra cosa que me han dado ganas de celebrar es que Bong Hyang por fin le ha pedido el divorcio a su marido. ¡HURRA! La cara que se le ha quedado… Ahora a ver a quien le va a chupar el dinero, porque se nota que es Bong Hyang la que tiene todos los contactos. Yo creo que es capaz de dejar a la amante pero espero que Bong Hyang siga adelante con el divorcio. Esa no es manera de vivir.

Y al fin lo que hemos estado esperando desde hace mucho: JOO JANG MI Y GONG KI TAE ESTÁN JUNTOS. Después de todos esos malentendidos, por fin lo han conseguido.

  

  

Y el resto, creo que no me he reído tanto en mucho tiempo… La mente pervertida de Ki Tae ha sido ya demasiado para mi. Con lo inocente que puede ser otras veces. Hay que reconocer que yo me he emocionado igual que él.

La última escena me la veía venir… No pueden ponerlo tan fácil cuando aun quedan 3 capítulos.

No puedo creer que la semana que viene se acabe. Se me ha pasado el tiempo volando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>